martes, 13 de junio de 2017

Es mejor tarde...

A ti, que fuiste el primero,
nunca te he dado las gracias.

Yo no te lo dije.
Pero los dos lo sabíamos.
No sonaron violines de fondo,
tampoco vimos estrellas fugaces
y no, no fue amor,
ni se le pareció.

Sin embargo, fue real.
Fuimos.
Me cuidaste.
Me cuidé,
y lo hice yo contigo.

No nos dolió el corazón
tras marchar
para no encontrarnos más.

Pasó,
y perdí mis miedos.
Pasaste,
y te doy las gracias.

Pasó el tiempo,...
pasó algún otro...

Y, así llego a mi ahora,
un ahora de 23 meses de vida,
que ojalá sea eterno.

Ahora, es cuando oigo los violines,
y corren las estrellas.
Ahora, tengo al amor de cara,
con una historia compartida,
con quien duermo y con quien sueño.
Ahora, lo siento todo.

Ahora, se bien de mi pasado,
y lo valoro,
intentando aprender,
como constante.

Y lo agradezco.

Te agradezco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario