sábado, 19 de septiembre de 2015

Huecos de vida


Hay días en los que miras atrás. Y recuerdas a quienes estuvieron en tu vida, quienes salieron, a quienes no se irán, a los que van apareciendo, los que estarán de paso,...

Y quiero, a todas las personas que han estado o están en mi vida de alguna manera, decirles que tuvieron y tienen su hueco, y que se lo agradezco.

A vosotros, os agradezco ser quién soy y cómo soy.
-sobra decir que sin vosotros, no sería yo...-
A tí, tu compañía en cada paso dado.
A tí, tu complicidad y confianza. A tí, el compartir.
A tí, la verdad, no se bien qué. Pero estás.

A vosotros, los años compartidos. Con lo bueno recibido, que no fue poco y queda a buen recaudo.
A tí, que nunca en la traición (percibida) hubo tanto mostrado.
-Y lo que me costó aprenderlo-.
A tí, que aprendí que existen las dobles verdades, la falsedad y la conveniencia.
Donde prácticamente, en el mismo instante, podía haber sol, truenos y rayos.
Yo tampoco obré bien, seguro.
A tí, que pude aprender que el dolor te hace fuerte.
A tí también, las confidencias, las verdades, el cariño.
A tí, las risas entre libros y timbres.
A los mismos, la amistad, que fue mucha aunque la entendimos mal y me regaló preciosos momentos; que me llevo. Y las buenas borracheras, también.

A (mí) -tí-, que pese a que pasé los peores años con(migo)tigo, por fin te has ido. Ahora sí que sí.

A tí, que no logré que me quisieras (debí dejar de intentarlo...); el pedir perdón y el quedarte.
A tí, el saber entenderme, la escucha y cariño, que me ayudaron cuando salía lo peor de mí misma.
A vosotros, el sacarme de mí. Tantos brindis realizados, tanto bueno compartido.
A vosotras, por saberos siempre cerca.
A tí, por abrirme un hueco entre nuevas gentes.

A la Música.
Al Crossfit y sus maravillosos percebes.
A las Redes.
A la Montaña.
A la Escritura.
Al Jamming.
Al Camino.
Al Silencio.

A tí. Contigo mi mundo ha empezado a cambiar y a brillar.
A vosotros, el dejarme probar, aunque salisteis (o yo) 'rana'.
A tí, el mostrarme andando, que ser una misma es un bien más que preciado.
A vosotros, por darme la oportunidad de experimentar grandezas como nunca había imaginado.
A tí, tus ojos. El quedarte. El estar. Las ganas. La emoción. Los abrazos. A tí, todo.

A todos, GRACIAS.
Por ayudarme a ser quién soy.



2 comentarios:

  1. Eres muy bonita Reyes.
    Por dentro y por fuera.

    Gracias por haber dejado que me cuele en tus huecos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu hueco es para quedarseee!!! Love you, amiga!!

      Eliminar